quiropodia y pedicura

¿Qué diferencia hay entre quiropodia y pedicura?

Quiropodia y pedicura son muy similares, pero no son lo mismo. Podríamos decir que una se ocupa de que los pies estén sanos y la otra de que estén bonitos.

Cuando un paciente llega a mí buscando podólogo en Las Rozas, suele hacerlo porque tiene algún tipo de dolor. Si sus pies presentan durezas y uñas encarnadas y el dolor no es fuerte, se olvidan de que la clínica podológica, y no la estética, es el lugar adecuado para tratarlas.

 

Quiropodia y pedicura, ¿qué son exactamente?

La pedicura es un procedimiento meramente estético en el que se busca dejar los pies bonitos:

  • Se emplean productos de belleza
  • Se liman y recortan las pieles muertas de manera superficial
  • La persona encargada de este procedimiento es profesional de la estética, no de la salud

La quiropodia, sin embargo, es un tratamiento con perspectiva médica que solo puede realizar un podólogo:

  • Trata y cura alteraciones leves del pie.
  • Evita que dichas alteraciones se agraven.
  • Es un tratamiento rápido, indoloro y muy efectivo.
  • Mediante ella tratamos juanetes, uñas encarnadas, durezas, callosidades, etc. desde un punto de vista médico.
  • Se realiza únicamente en la clínica de podología.

 

¿En qué consiste la quiropodia?

Cuando acudes a consulta para una sesión de quiropodia, el podólogo examina con cuidado tus pies para identificar las posibles lesiones, diagnosticarlas y tratarlas.

Los métodos más habituales en estas sesiones son:

  • Deslaminación de hiperqueratosis (eliminar las durezas)
  • Corte y fresado de uñas
  • Tratamiento de helomas (callos)
  • Curas de pequeñas heridas
  • Fresado de talones

 

Pero, ¿cuándo optar por una quiropodia o una pedicura? 

Pues depende del objetivo que busquemos y de si existen o no lesiones.

Si lo que queremos es poner nuestros pies bonitos para un evento, y no tenemos ninguna dolencia, la pedicura será lo ideal. 

En caso de que nuestros pies presenten dolor o algún tipo de problema, lo más recomendable será acudir al podólogo.

Nuestra recomendación es que, ante la duda, nos consultes siempre. En muchas ocasiones las dolencias leves son síntomas de problemas más graves cuya detección temprana es crucial para el éxito del tratamiento. Por supuesto, esto también sirve para prevenir problemas futuros.

En el caso de la quiropodia:

  • Mejora el estado de salud de los pies
  • Aumenta la sensación de bienestar
  • Fortalece la barrera contra infecciones

Por lo tanto, si te encuentras bajo alguna de las siguientes condiciones, lo mejor es pedir cita para una quiropodia:

  • Edad avanzada
  • Enfermedades congénitas
  • Utilización de calzado inapropiado
  • Práctica continuada de deporte de alto impacto

Ahora ya conoces las diferencias entre quiropodia y pedicura, y puedes identificar en qué casos recurrir a cada una de ellas. No obstante, si te queda alguna duda, contacta con nosotros y pide cita para ayudarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *